5 hábitos para cuidar embrague y motor del coche

Dos de los elementos más importantes y que más costosos pueden ser si se averían en un coche son tanto el embrague como el motor. Para ello es recomendable llevar a cabo una serie de hábitos a modo preventivo de futuras averías. Además de realizar una conducción lo más moderada y eficiente posible.

1. ¡Que no se encienda la reserva!

Contra todo pronóstico y, pese a lo que muchos puedan pensar, llegar a la reserva con el coche es lo más contraproducente que pueda haber. Sí, es cierto que a muy corto plazo puede llegar a ser positivo para el bolsillo. Pero a largo plazo el motor sufre en demasía. La bomba de combustible puede coger aire y también los sedimentos que se van quedando en el depósito de combustible. Elementos que interfieren en el rendimiento del motor. Así, se recomienda mantener como muy bajo ¼ del depósito y tomar como hábito repostar el mismo día de la semana.

¿Cuál es el día más barato para repostar gasolina? De forma general los lunes, según los diferentes estudios que se han llevado a cabo. Mientras que los sábados suele ser el peor día generalmente.

2. Suave, suavecito con el embrague

El embrague es uno de los elementos que más castigamos de forma inconsciente al conducir. Para ello se recomienda que su pedal se trate con suavidad. A la hora de cambiar de marcha se debe realizar poco a poco y sin soltar de golpe. Del mismo modo que circular con el pie sobre el pedal del embrague no es nada aconsejable puesto que patinará excesivamente.

3. Deja el cambio de marchas tranquilo

La palanca del cambio de marchas nos gusta. No sabemos bien qué tiene, pero no la soltamos cuando somos más duchos con la conducción. Llevar la mano en ella provoca que el embrague soporte un peso más importante del que debiera. Que no es mucho peso, es verdad, pero súmale días soportando peso. ¡Acaba baldada la palanca! Además, en las paradas déjala tranquila y suelta. A la palanca de cambios y al embrague. A largo plazo te lo agradecerán y te cuidarán mucho más.

4. A 21’5ºC se vive mejor

Diversos estudios han señalado que la temperatura óptima para conducir son los 21’5ºC, dado que a mayor temperatura se puede llegar a provocar somnolencia y aumentar las probabilidades de accidente. Asimismo, las altas temperaturas en el climatizador influyen en el desgaste del filtro de partículas. Algo que, a largo plazo, repercute en el funcionamiento del motor dado que necesitará realizar mayor esfuerzo para calentar el habitáculo. Sobre todo en los momentos iniciales.

5. Ten paciencia, el coche también tiene frío

Principalmente en invierno, cuando dejamos al coche a la intemperie, debemos tener paciencia cuando lo despertemos. Si nosotros pasamos frío, él también. Y además el motor del coche trabaja a temperaturas elevadas, por lo que tiene que calentarse antes de que pueda darnos el máximo de su rendimiento. Así que, al arrancarlo ten paciencia, déjale unos segundos para que coja temperatura y luego ya, dale cariño con todos los consejos anteriores. Viviréis mucho más tiempo juntos y ¡sin que tengas que llevarlo al médico!

DISFRUTA LA MEJOR EXPERIENCIA DE FORMACIÓN

CON AUTOESCUELA CRESPO

Ven a hacer tu curso Cap en autoescuela Crespo
Autoescuela Crespo ofrece cursos de CAP en Valencia de formación continua para profesionales del transporte. Disponemos de los mejores profesionales de la provincia, expertos en formación vial y los medios más avanzados.

CURSO CONDUCCIÓN SEGURA (VÍDEO)

SIEMPRE CONTIGO

CONTACTA CON NOSOTROS

Puedes enviarnos un email, llamar por teléfono o acercarte a nuestras oficinas en Valencia para tener toda la información que necesites.

Dirección:

C/ Archiduque Carlos 83
46014 - Valencia

Cómo llegar

Teléfono:

96 357 11 12
96 358 73 71 FAX

Horario:

Lunes a Viernes 09:00-20:00h

Formulario contacto

Tu nombre

Tu teléfono

Tu email

¿Que oferta te interesa?