¿Qué significan los testigos de avería del coche?

Sacarse el carnet está muy bien y tener un coche fenomenal. Pero hay momentos que nadie desea: cuando se encienden los testigos o pilotos inesperados en el cuadro de mandos del vehículo. Saltan todas las alertas y, en muchas ocasiones, nos preguntamos qué es. Sin duda hay una generalización entre todos los fabricantes, pero no hay una legislación común. Por ello, es importante que se consulte el manual del vehículo en cuestión para disipar cualquier duda.

A partir de ahí, hay varias señalizaciones en el cuadro de mandos que nos indican desde problemas reales y graves mecánicos hasta simples indicaciones de seguridad. Las más comunes son las relativas a puertas abiertas, freno de mano y luces. Pero hay muchas otras que no tenemos claras y pueden indicar presión de ruedas, aceite, batería, ABS, AdBlue…

No se puede decir a ciencia cierta el número total de testigos que existen en los vehículos. Principalmente porque la evolución de los mismos ha sido muy rápida en el tiempo. Por ello, se debe tener en cuenta año de fabricación y motor principalmente. Pero, contra más moderno más especificaciones y más número de testigos.

¿Cuáles son los testigos más comunes?

Alternador

Es uno de los testigos que más seriedad comportan, principalmente si se enciende mientras el vehículo está en marcha. Indica que la batería del vehículo no se carga. Cualquier testigo rojo obliga a parar el vehículo de forma segura, contactar con asistencia en carretera y valorar la avería.

Aceite

En el caso de que fuera amarillo su peligrosidad no es tan elevada como si fuera rojo. Indica que el nivel del aceite del motor ha disminuido a niveles que no son suficientes a los que señala el fabricante. En este caso se deberá detener el vehículo y comprobar el nivel de aceite, añadiendo si fuera necesario hasta los niveles que exige el fabricante.

Si la luz es de color rojo indica que la presión del aceite es baja. Se procederá a detener el vehículo de manera segura lo antes posible, apagar el motor y llamar a asistencia. Mantener el motor encendido puede provocar graves daños.

Avería del motor

Este testigo indica avería o fallo en la gestión del motor, sistemas de inyección, encendido o escape. Puede derivar de múltiples problemas relativos al motor y obliga a ir a un taller profesional para que se diagnostique el error de forma específica.

De forma común los errores se relacionan con filtro de partículas, catalizador, bujías, inyectores, tapa de combustible, termostato, sensor de oxígeno, bobinas de encendido, control de emisiones o caudalímetro. Las reparaciones pueden ir desde los 15 euros de la tapa de combustible hasta los 1.000 euros si se tuviera un fallo más grave.

Sistema de control de gases de escape

De forma similar al anterior, pero con un signo de exclamación. El color es amarillo (problema leve) e indica que es un problema leve. Se perderá potencia en el motor y no se superarán las 2.000 revoluciones por minuto. En caso de que el comportamiento del vehículo no sea anormal se recomienda llegar al servicio de reparación oficial más cercano.

Presión de inflado de neumáticos

El testigo es amarillo e indica que alguno de los neumáticos tienen una disminución en la presión de inflado. Es fundamental para su correcto funcionamiento identificar cuál está afectado y rectificar su presión.

Si el testigo parpadease significa que el control de presión está fallando, por lo que se deberá acudir a un taller oficial. Si se ha cambiado la batería puede encenderse el testigo y mantenerse, pero con el paso de los kilómetros debería desaparecer.

Temperatura del líquido refrigerante

Crucial para el buen funcionamiento del motor, cuando se enciende es de color rojo y lleva implícita gravedad. Puede ser un fallo en el sensor de la temperatura o un sobrecalentamiento del motor por ausencia de refrigerante o niveles bajos.

Se deberá detener el coche lo antes posible, comprobar el nivel de líquido y rellenarlo si se requiere. En caso de que el motor estuviera muy caliente se deberá detener y esperar a que se enfríe para proseguir con el viaje. Si el testigo prosiguiera alertando de anomalía se debe parar y llamar al servicio de asistencia en carretera.

AdBlue

Del mismo modo que con el nivel de aceite en el motor indica un problema leve (color amarillo) de un nivel bajo de AdBlue. Se deberá detener el vehículo para reponer el líquido que corresponde. En el cuadro de mandos se indicará, generalmente, la cantidad de autonomía que queda pero no se debe agotar esa distancia puesto que el vehículo no arrancará.

Precalentamiento (motor diésel)

Se puede encender tras conectar el encendido, pero a los segundos debería detenerse. En caso de que no lo hiciera se deberá esperar a que desaparezca dado que si no lo hace indicará un problema de calentamiento en el motor de combustión.

En el caso de que se encienda y parpadee cuando se haya emprendido la marcha, indica fallos en el control del motor. Se recomienda, si es posible para el conductor, llegar lo antes posible un Servicio Técnico para la reparación del vehículo.

DISFRUTA LA MEJOR EXPERIENCIA DE FORMACIÓN

CON AUTOESCUELA CRESPO

Ven a hacer tu curso Cap en autoescuela Crespo
Autoescuela Crespo ofrece cursos de CAP en Valencia de formación continua para profesionales del transporte. Disponemos de los mejores profesionales de la provincia, expertos en formación vial y los medios más avanzados.

CURSO CONDUCCIÓN SEGURA (VÍDEO)

SIEMPRE CONTIGO

CONTACTA CON NOSOTROS

Puedes enviarnos un email, llamar por teléfono o acercarte a nuestras oficinas en Valencia para tener toda la información que necesites.

Dirección:

C/ Archiduque Carlos 83
46014 - Valencia

Cómo llegar

Teléfono:

96 357 11 12
96 358 73 71 FAX

Horario:

Lunes a Viernes
09:00-14:00
16:00 - 19:00

Formulario contacto

    Tu nombre

    Tu teléfono

    Tu email

    ¿Que oferta te interesa?